Tecnología, Internet, publicidad, gadgets y un poco de todo

Prueba – Review: Roomba 530

Tenía una review pendiente desde la compra de la Roomba 530, hace ya 3 meses. Como si fuera de una prueba de 50.000 kms. de un coche, os cuento las conclusiones del aparato, sus ventajas y sus inconvenientes.

La Roomba 530 es un aspirador robot, fabricado por iRobot y diseñado para desocupar a su dueño de la rutinaria tarea de barrer y pasar la aspiradora. El modelo 530 de Roomba, concretamente, no dispone de programador horario (como el Roomba 560), por lo que responde únicamente a la presión del botón de puesta en marcha para comenzar a limpiar: esto es lo único que tendrás que hacer 🙂

Una vez acabada la limpieza la Roomba habrá vuelto a su cargador ella solita, habrá limpiado la habitación/habitaciones y sólo nos tendremos que encargar de limpiarla. ¿No está mal no?

Sus medidas son 33,65 cm. de diámetro y tiene una altura de 7,03 cm. Su tamaño parece bien estudiado porque cabe perfectamente entre las sillas, aunque para una limpieza óptima con menor consumo de batería es recomendable liberar espacio para que se mueva con menos obstáculos, por ejemplo subiendo las sillas encima de la mesa.

Roomba 530

Roomba 530

Roomba de frente

Roomba de frente

Base de carga

Base de carga

Quizás el mayor problema lo plantee la altura. Aún siendo contenido, la altura de los muebles de que dispongas condicionará que limpie bajo ellos. En mi caso, algunos (sofá) los he subido de altura añadiéndole simples fieltros en las patas. Para aquellos en los que resulta impensable, cada cierto tiempo paso un plumero para sacar la suciedad de debajo y luego dejo que Roomba haga su trabajo.

El funcionamiento de la Roomba está basado en una serie de patrones de movimiento programados, de cuya combinación resulta la limpieza de una estancia. Tras observar su movimiento y lo que tarda en limpiar una habitación (30-40 minutos) bien podría haberse reducido el número de patrones o la duración-combinación de los mismos, ya que da la impresión de que pasa demasiadas veces por el mismo sitio. Esto no es en esencia negativo, en el peor de los casos consume más batería pero la limpieza está garantizada.

Su limpieza está basada en un cepillo lateral que mueve la suciedad hacia el centro de la “panza” del aparato, donde dos rodillos contrarrotantes lo suben hacia el “pequeño” (en comparación con un aspirador normal, claro está) aspirador que lo almacena en el depósito.

Escobilla lateral

Escobilla lateral

Escobillas contrarrotantes

Escobillas contrarrotantes

Depósito Roomba

Depósito Roomba

Aunque en algunas otras pruebas se critica el tamaño del depósito, para mí es de tamaño correcto siempre y cuando seas constante en el mantenimiento de la Roomba. Para evitar problemas, una vez terminado el trabajo, límpiala. Son 5 minutos escasos y te garantizas estar libre de problemas.

No guarda ningún mapa de la estancia, por lo que no es tan inteligente como podríamos llegar a pensar. Posee un sensor frontal que detecta obstáculos y reduce la velocidad de aproximación de tal forma que el choque con el mueble sea suave (además cuenta con un “parachoques” que absorbe el impacto). Además tiene sensores que detectan escaleras y evitan que se caiga y sensor de suciedad que detecta concentraciones de suciedad, cambiando el comportamiento de la Roomba a un programa “intensivo”.

La Roomba, cuando detecta que le queda poca batería regresa por sí misma a la base a recargarse, siempre y cuando la señal que emita la base esté en el mismo rango de acción que el aspirador. Si no encontrase la base se quedará quieta a la espera que vayamos a por ella. Tiene un botón “Dock” que al pulsarlo le indicaremos que regrese en ese momento.

Detalle Roomba

Detalle Roomba

Muro virtual

Muro virtual

También cuenta con un botón “Spot” que se encargará de limpiar de forma circular y en varias pasadas desde un punto concreto.

El muro virtual es un dispositivo alimentado por pilas que crea una barrera virtual que le indica al sensor de la Roomba que no pase por una determinada zona. La Roomba 560 en vez de muro virtual lleva dos faros virtuales que además de hacer la función del muro virtual, colocado en un dormitorio le dice al aspirador que una vez limpia la estancia no vuelva a entrar. Una mejora importante aunque yo no lo he echado de menos.

Deja un comentario