Tecnología, Internet, publicidad, gadgets y un poco de todo

Palm Pre: algo incómoda para empezar

Ya está disponible la Palm Pré en Movistar, desde hace dos días. El precio es muy similar a otros dispositivos destinados al uso intensivo de datos, y exige estar dado de alta en un plan de datos para por tenerla. En el rango de precios, se sitúa un poco por debajo del iPhone…

Pero hablemos de ella. Trabajando muy cerca de la Tienda de Telefónica, el buque insignia de la compañía, no he podido resistirme a la tentación de acudir a ver la Palm Pré y jugar con ella y con su software, WebOS.

Desde luego la expectación era nula, nada comparable al impacto que tuvo el lanzamiento de iPhone en España y las inmensas colas para verlo o adquirir uno. En este caso los terminales estaban en una esquina, había un par de azafatas con sendas camisetas de la Palm Pré… pero nada más, los terminales, 4 en total, disponibles sin la más mínima espera.

No os he podido premiar con una foto, un robado porque, por si no lo sabéis no dejan hacer fotos, ni dentro del edificio, ni de la fachada, y los guardias de seguridad ya se encargan de advertírtelo… además las azafatas mencionadas se chivan 🙂

En cualquier caso esta es una toma de contacto, unos 15 minutos trasteando con la Palm Pré y unas pocas conclusiones, aunque ya os adelanto que me ha decepcionado un poco.

La primera impresión es buena cuando la ves, un poco más gruesa que los terminales táctiles que se llevan actualmente y más pequeña… es la consecuencia de portar un teclado deslizante.

Pero una vez la tienes entre tus manos vienen las primeras decepciones. La calidad de los materiales dejan un poco que desear, sobre todo para lo que tenía por costumbre Palm, y es que esta Pré parece estar construída con algún plástico de sensación algo más barata (que no digo que sea malo, sólo que parece barato).

Bueno, una mueca en la cara, pero vamos a abrirla, con ese gesto natural del pulgar hacia arriba… ehhh… pero, si el borde inferior del teclado se clava en el dedo. No puede ser, vamos a repetir el ejercicio…

Lamentablemente, el diseño de la Palm Pré y su mecanismo deslizante de teclado nos provocan una mezcla de sensación de extrañeza y decepción. Nunca me imaginé que fuese algo tan incómodo, que cada vez que lo desplazas hacia arriba se te queda el dedo clavado en el borde. Parece estúpido pero a mí me ocurre. Incluso modifiqué el gesto para arrastrar la pantalla hacia arriba desde más arriba y no desde el borde inferior, pero se hace incómodo y poco natural.

Palm Pre al detalle

Palm Pre al detalle

Empiezo a pensar en que el que diseñó el teléfono tenía unos dedos muy especiales, sobre todo cuando intento utilizar el teclado y me encuentro que las teclas, si bien responden bien a la pulsación, se encuentran demasiado juntas por lo que limitas mucho la velocidad al escribir.

Una vez metido en el teléfono, la pantalla de la Palm Pré responde con bastante agilidad, sin llegar a la precisión y velocidad del iPhone, pero mejor que un HTC Magic (que tampoco es mala). Pienso: “menos mal”. Sin embargo, han situado el menu de opciones en la esquina superior izquierda de la pantalla, el punto más alejado y que con el teclado extendido es bastante complicado de pulsar y manejar con una mano… simplemente no te llega el dedo.

Pienso que sabedores de este tipo de incomodidad de manejo con el teclado extendido (a lo que no ayuda su curvatura y sus afiladas aristas) dotaron al teléfono de una extensión táctil de la pantalla, junto al botón de confirmar acción (que no es una trackball como en las Blackberry o los Android de HTC) con el que puedes igualmente, con gesto del dedo, ir hacia atrás, cambiar de aplicación y alguna que otra cosa más.

Bueno, y hasta aquí todo lo malo 🙂

La parte a destacar, positivamente, es el sistema operativo, por lo que pude ver bastante rápido y ágil en su manejo. Las aplicaciones se cargan relativamente rápido, como en un iPhone, y puedes cambiar entre aplicaciones, fácilmente, dejándolas en el escritorio y moviéndote entre ellas.

Lleva un visor de documentos Office, de la mano de Document to Go, un visor de PDF (muy rápido y fluído, sobre una prueba de un PDF de texto de 38 páginas) y la clásica colección de software… correo, youtube, reproductor de mp3, cámara, galería…

El manejo sobre la pantalla es muy rápido y se utilizan más o menos los mismos patrones gestuales que con el iPhone: para el zoom, para arrastrar y moverte entre las fotos, etc.

Afortunadamente para mí, la espera no mereció la pena y me sigo quedando con mi HTC Magic. Un poco decepcionado tras haber sido poseedor de una Treo 680, funcionando con Palm OS, pero de impecable manejo y usabilidad, equilibrado diseño y estupendo teclado.

Deja un comentario