Tecnología, Internet, publicidad, gadgets y un poco de todo

Volkswagen-e-Up

Coches eléctricos: aún demasiado caros

El Volkswagen e-Up! cuesta 26.300 euros

No puedo evitar desear un coche eléctrico… me gusta la tecnología, el uso reducido de recursos naturales, y la emisión cero. Sin duda una bicicleta sería el método de transporte más eficaz para alcanzar todos estos objetivos, pero seamos sinceros… ni estamos siempre en forma, ni nuestro lugar de trabajo está en un radio de alcance razonable como para ir en bicicleta.

Hasta que el teletrabajo se asiente, no me queda más remedio que usar el coche. Volkswagen, ya ha presentado en Madrid su primer vehículo 100% eléctrico producido en serie, el Volkswagen e-Up! El tamaño perfecto con la motorización perfecta: un vehículo 100% eléctrico que es capaz homologar cero emisiones.Wolkswagen nos garantiza una autonomía, en su e-Up! de entre 120 y 160 kilómetros según las circunstancias. Una cifra suficiente para un coche puramente urbano. Podrás llevar a tus hijos al colegio, acudir al trabajo y hacer algo de compra en el mismo día… quizás 3 días te dure una recarga y es que ahora en adelante tendremos que pensar en las baterías de los coches como en las de los móviles y medir su duración por días de carga.
Esto se traduce también en que cualquier desplazamiento de media distancia deberá ser muy bien planificado para evitar quedarnos tirados (Renault ofrece para sus vehículos eléctricos un servicio de remolque hasta un punto de carga para cubrir esta contingencia) y nos impedirá realizar trayectos largos, por lo que tendremos que tener otro vehículo de combustión tradicional o alquiler un coche para ello.Ahora que Volkswagen e-Up! se une al fenómeno de los coches eléctricos no estaría mal plantear a los fabricantes y a la industria en general dinamizar la explotación de puntos de recarga y suministro de baterías quita-y-pon para poder prolongar la autonomía de nuestro vehículo indefinidamente… por ejemplo cada 200 kilómetros, tiempo recomendable para estirar las piernas.

Deja un comentario