Tecnología, Internet, publicidad, gadgets y un poco de todo

La vaca que contamina

No pensaba que hoy iba a salirme de mi clásica línea editorial de tecnología y pasar de comentar la última aplicación útil para Android descubierta por una crítica a los pensamientos sin sentido que se leen en los dominicales.

Por que de todos es conocido que los domingos es campo abonado para los domingueros, el dominical parece contagiarse de este comportamiento demostrando, en apenas 60 hojas, que siempre hay una noticia o un matíz que roza lo sonrojante.

En este caso, no obstante, simplemente se muestra la información, se deja ver como curiosidad pero sin entrar en el detalle. Un punto inteligente para el redactor del artículo. Más allá… no puedo tachar al diario de la estupidez que leo, pero es triste leer estupideces: y es que la frase “En Inglaterra está en marcha una campaña que promueve dejar de comer carne para salvar el planeta“.

Vacas contaminantes

Vacas contaminantes

El artículo en sí habla dobre el buey gallego, y se titula 1.600 kilos de la mejor carne del mundo, se habla de su alimentación, de su no estrés, del filete perfecto, del sabor de su carne… y deja un pequeño espacio reservado para enseñarnos o que contaminan vacas y bueyes, por sus emisiones diarias de metano al día.

Sí, resulta muy curioso saber que las vacas expulsan ente 100 y 200 litros de metano al día, que comer un kilo de carne equivale a un viaje en coche de 50 kilómetros, desde el punto de vista de las emisiones y que el metano es 23 veces más potente que el dióxido de carbono como gas efecto invernadero. Las cifras concretas son:

  • La producción ganadera causa el 9% de las emisiones de CO2 a la atmósfera.
  • Una vaca emite 500 litros de metano al día.
  • El metano generado por las vacas suponen el 37% del total de metano generado por el hombre.

Y claro, todo se remata con las tonterías de la salvación del planeta…

A estas alturas, si has leído todo lo que llevo escrito, ya deberías tener una opinión propia y posiblemente lo que a partir de ahora te vaya a contar no te sorprenderá, pero alguién tiene que dejarlo escrito 🙂

Las vacas han existido desde siempre, y hasta en la India son sagradas… ¡pobres hindúes! si supieran lo que contaminan.

Y después de tantos años disfrutando del coche y del transporte basado combustibles derivados del petróleo y de tanto protocolo de Kyoto y de tanta investigación, pues resulta que lo que no hay que hacer es comer carne, porque lo que realmente contamina son las cacas de las vacas, la boñiga de toda la vida.

No entiendo cómo todos esos lumbreras de la salvación planetaria no han pensado en el desarrollo sostenible, los palabros de moda, para idear un sistema de recuperación de energía del metano de las producciones ganaderas y, al mismo tiempo que se produce carne para el ser humano se genera energía. Afortunadamente existen producciones ganaderas que ya cuentan con algún sistema de transformación del metano en energía aprovechable, hasta el punto de ser autosuficientes energéticamente. Pero lo mismo no resulta rentable, es mucho más rentable sacar al mercado un coche eléctrico… y más negocio, seguro.

Yo, la verdad, me quedo mucho más tranquilo. A partir de ahora dejaré de tomar el transporte público y aprovecharé estas navidades para ir al centro de la ciudad todos los días en coche. Eso sí, el menú de estas navidades no podrá ser buey ni ternera, y nos limitaremos al buey de mar, que el pobre, tan olvidado, y que no emitía metano.

Veo el futuro… veo MadMax

MadMax

MadMax

2 Comments

  • Sus@n@ Says

    Quién me iba a decir a mí que jugar a las guerrillas con una boñiga pinchá en un palo iba a destruir el planeta!!!

  • periko Says

    Este es de los posts más extraños que he leído últimamente, amiguete. Y leo mucho. Por mí puede arder el planeta dentro de tres generaciones, que me va a dar un poco más que igual. Soy así de insolidario.

    Joer lo de madmax. Justo esta mañana les he puesto a tus compañeros eso de siniestro total: “Te acuerdas max, te acuerdas, de la lencería femenina? qué es lo que haces ahora aquí buscando gasolina?”.

    En fin.

Deja un comentario