Tecnología, Internet, publicidad, gadgets y un poco de todo

Hacking IKEA: el escritorio

Hasta hoy estaba acostumbrado a trabajar con el portátil directamente sobre una mesa de trabajo: nada raro y de lo más habitual. Pero cuando uno pasa largas horas en esta posición, la espalda (y las vista) se resiente.

Uno se habitúa sobre todo porque no le queda más remedio y no le queda más espacio para trabajar así (apenas si 40 cms. de profundidad)… hasta que alguien lo usa durante unas horas y dice… ¡no sé como puedes trabajar ahí!

Hace ya más de 6 meses que hice mi primer hack de muebles de Ikea.

Mesa Expedit

Mesa Expedit

Partiendo de la base de que ya tenía una librería Expedit de 4 huecos montada, compré una de 2 huecos y simplemente la dejé a medio montar, de tal forma que los laterales hiceran de patas y tablero de una mesa, además ¡superligera! La idea es buena y el aprovechamiento del espacio óptimo. Ello me sirvió para conocer, además, que había mucha gente que se dedicaba a esto de darles otros usos a los muebles de Ikea (Piratas de Ikea, entre otros) y a buscar soluciones “hecho por uno mismo” (Instructables).

Pero los apenas 40 cms. de profundidad no dan mucha ergonomía para trabajar, y menos si quieres comer o tienes hojas o material.

Soporte Portátil Fantastik

Soporte Portátil Fantastik

Después de mucho navegar por internet encontré otra buena idea de la mano de Ikea, los servilleteros Fantastik… metacrilato… además de bonitos, excelente soporte vertical para el portátil. El proyecto comenzaba a tomar forma… el portátil discretamente alojado en la librería, un monitor TFT “pegado” a la pared… en resumen una postura mucho mejor y un escritorio más despejado.

El monitor TFT lo compré en eBay. Ahora en los comercios se venden 19″ a precios desde 89€, pero dada la poca distancia que me iba a separar de la pared, tampoco quería pasarme de tamaño. Así que encontré uno de 17″ (1440×900) de la marca “nisu” con audio integrado. Ni que decir que no rebosa en calidad, velocidad ni brillo, pero una vez calibrado hace un trabajo más que digno.

Para pegarlo a la pared, nada como cinta adhesiva de doble cara IMEDIO (marca del cole de toda la vida :)) con una resistencia de 112 kg./m!!. Teniendo en cuenta que el monitor pesa sólo 3,3 kgs. “ya no lo mueve ni los GEOS”.

Los servilleteros Fantastik, simplemente deslizar el portátil y ponerlo donde más te parezca.

Un teclado Apple (con cable) de los pequeños de última hornada, para ocupar lo menos posible y darle el toque “cool”… y ya tenemos un nuevo escritorio, una postura más comoda, más espacio y menos dolores de espalda.

Escritorio Hacking Ikea

Escritorio Hacking Ikea

En la próxima entrega veremos cómo soluciono el tema de la refrigeración del portátil: el MacBook usa la bisagra de la pantalla para la salida del aire caliente de la refrigeración y al estar cerrado el portátil, la refrigeración disminuye… con una temperatura media de 62ºC en CPU y llegando en aplicación intensiva a 80º C! y olor sospechoso a quemado…

1 Comment

  • Jorge Says

    ¿Te fías de los portaservilletas esos para sujetar el Macbook?
    Yo he visto tantos desmontados y destrozados en las tiendas, que no les veía bien ni para las servilletas…
    El día que me compre un monitor como Dios manda, tendré que hacer algo parecido…

Deja un comentario